Flores de ylang ylang

El aceite esencial de ylang ylang puede aumentar la persistencia del aroma de las mezclas de masaje y tiene fama de aceite sensual.

En idioma malayo, ylang ylang significa «flor de flores», haciendo referencia a que ningún árbol produce flores con una fragancia más fresca e intensa.

 

Exótica y sensual fragancia

El ylang ylang (Cananga odorata) es originario del sudeste asiático y puede alcanzar los 20 m de altura. Presenta ramas elegantemente arqueadas, que sostienen hojas satinadas y de forma ovalada, y un gran número de flores péndulas y de color verde-amarillento durante todo el año.

En 1866 el historiador francés Guibourt refería una receta de las islas Molucas para una pomada (ungüento aromático) llamada boori-boori, preparada mediante la maceración de flores de ylang-ylang en aceite de coco. Los habitantes de las islas la utilizaban para proteger su cabello de la sal marina cuando nadaban, así como para nutrir y suavizar su piel.

Durante la estación de los monzones, se la aplicaban en el cuerpo para prevenir enfermedades infecciosas y fiebres (incluido el paludismo).

En Indonesia, es costumbre esparcir flores de ylang ylang sobre la cama de las parejas de recién casados en su noche de bodas. Se considera que el intenso perfume que desprenden calma los nervios y produce desinhibición.

Hoy día, el ylang ylang se emplea para la elaboración de perfumes de tipo floral; aporta un matiz de exótica frescura a perfumes amaderados y especiados.

Se considera que el embriagador aroma del ilang-ilang calma los nervios, desinhibe y tonifica.

 

Flores recogidas a mano

La mayor parte del aceite de ylang ylang se produce en Madagascar, Comores y Reunión. Las flores despliegan toda su fragancia dos o tres semanas después de que se han abierto los capullos. Las flores maduras se recogen a mano por la mañana temprano, cuando el aceite esencial está más concentrado.

Tan pronto como es posible después de su recolección, son sometidas a un proceso de destilación mediante un equipo instalado a tal fin entre los árboles.

Por cuanto respecta a la calidad de la fragancia, existen varias clases de aceite esencial: El ylang ylang extra o superior y las variedades 1, 2 y 3 de ylang ylang.

La clase de calidad extra se recoge de la primera destilación; el material vegetal es destilado dos o tres veces más para obtener las demás «fracciones». Existe además un ylang ylang completo, que incluye todo el aceite, sin fraccionar, y que se obtiene tras un largo proceso de destilación.

Entre los aceite esenciales también se comercializa el de Cananga procede de las flores de la misma especie, pero es de calidad inferior. Su aroma es muy similar al del ylang ylang, pero menos duradero. Los distintos aceites de ilang-ilang de calidad inferior se utilizan como material aromático en la producción de jabones y detergentes.

 

Efectos terapéuticos

Los especialistas en aromaterapia manifiestan su preferencia por el ylang ylang extra (de coste más elevado), o por la variedad de aceite completo. Ambos tipos son prácticamente incoloros y poseen una intensa fragancia floral y balsámica, con reminiscencias de jazmín y almendras. Un aceite de buena calidad tiene además un suave matiz picante.

El ylang ylang está considerado un aceite embriagador y afrodisiaco. Con todo, sus sensuales propiedades son inseparables de sus efectos relajantes e impulsores del estado de ánimo, y además producen una agradable sensación de bienestar.

A comienzos del siglo XX, dos químicos franceses descubrieron que el ylang ylang era eficaz contra el paludismo, el tifus y otras fiebres. Llegaron asimismo a la conclusión de que poseía una acción reguladora sobre corazones débiles, así como un efecto calmante sobre el sistema nervioso central.

Es un aceite excelente para calmar la tensión nerviosa, la agitación y la irritabilidad. Unas pocas gotas (¡no más!) añadidas al agua del baño, o diluidas en un aceite de masaje, favorecen un sueño profundo.

El ylang ylang tiene fama de tratar y prevenir la hipertensión sanguínea relacionada con el estrés y calmar las palpitaciones. También resulta de utilidad en los trastornos premenstruales.

Además, estudios recientes sostienen que el ylang ylang puede controlar ciertas formas de epilepsia, especialmente si es inhalado antes de la presentación del ataque. «Es posible que el aceite contenga un agente farmacológico, aún sin identificar, que reduce la actividad eléctrica que provoca el ataque.»

 

La seguridad ante todo

En términos propios de perfumería, el ylang ylang, al igual que otras fragancias intensamente florales, es considerado narcótico o embriagador. En concentraciones altas, puede resultar algo tóxico, dando lugar a dolor de cabeza y náuseas. Por ello, no deben nunca sobrepasarse las dosis recomendadas en las recetas.

Ficha de datos Aceite Esencial de Ylang-ylang

Nota de mezcla: Media

Efecto beneficioso: Levanta el ánimo

Precio: Alto

Grupo de aroma: Fresco-floral

Advertencia: Puede causar dolores de cabeza y náuseas si se usa en concentraciones elevadas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies